Isoflavonas 60 cápsulas

P.V.P. 17,90€

Ingredientes por cápsula:

Antiaglomerantes (Almidón de maíz, celulosa, estearato magnésico y silicato de magnesio), Concentrado de soja (40% de Isoflavonas) (Glycine max (L) Merr., semillas) (100 mg, eq. a 40 mg de isoflavonas), Gluconato de Zinc (38,5 mg, eq. a 5 mg de Zinc), Clorhidrato de Piridoxina (Vitamina B6)(0,9 mg, eq. a 0,7 mg de Vitamina B6). Componentes de la cubierta de la cápsula: gelatina y agua. Alérgenos. Contiene un derivado de soja.

8437013869713-pronutri-isoflavonasPropiedades:

Concentrado de soja: Las isoflavonas de soja se parecen mucho al estrógeno producido en el cuerpo, aunque su potencia hormonal  es mil veces inferior esto les concede una clara Acción estrogénica. Genisteina y daidzeina forman parte de los fitoestrógenos. Las isoflavonas tienen dos grupos hidroxilos en una disposición y a una distancia similar a los del estradiol por lo que interaccionan con los receptores estrogénicos a y b. Son específicas para los receptores b, por lo que sus efectos se dan sobre todo en órganos donde predominen dichos receptores (SNC, hueso, pared vascular, tracto genitourinario).  Actuando especialmente en:

Síntomas climatéricos. Debido al débil efecto estrogénico de las isoflavonas, éstas pueden antagonizar los síntomas del hipoestrogenismo asociados a receptores beta como los sofocos, sudores nocturnos, osteoporosis, mientras que no afecta a otros como es la atrofia uterina, asociada a receptores alfa. Tampoco parecen tener efecto sobre la depresión, ansiedad e insomnio asociados a la menopausia.

Osteoporosis postmenopáusica. Se ha comprobado en estudios animales y humanos que las isoflavonas aumentan la densidad ósea. Los efectos parecen ser debidos más a un aumento en la producción de hueso que a una disminución en la resorción ósea. Las isoflavonas han demostrado ser efectivas sólo como preventivas, no pudiendo revertir una osteopenia ya establecida.

Acción antiaterogénica. Los fitoestrógenos han demostrado tener un efecto protector sobre el sistema cardiovascular, disminuyendo el riesgo a padecer una arteriosclerosis en mujeres postmenopáusica. Aunque no se conoce exactamente el mecanismo de acción, parece ser debido a dos posibles efectos: Efecto hipolipemiante. Las isoflavonas mejoran el perfil lipídico por sus efectos estrogénicos y sobre el balance de los ácidos biliares. Además parece que aumentan los receptores LDL. Efecto antioxidante. Las isoflavonas presentan, como todos los compuestos fenólicos, un efecto antioxidante. Por tanto protegen de la oxidación a las LDL e impiden la aparición de células espumosas.

Acción antitumoral. Las isoflavonas son inhibidoras de multitud de enzimas, entre las que destacan: Tirosina-kinasa. La inhibición de esta enzima desencadena dos importantes procesos como son la inhibición de la expresión de ciertos oncogenes y la disminución de receptores para algunos factores de proliferación celular (factor de crecimiento epidérmico, factor de crecimiento insulínico, factor de crecimiento plaquetario, factor de crecimiento tumoral). Topoisomerasa II. Las isoflavonas forman un complejo ternario con el complejo DNA-topoisomerasa II, induciendo la apoptosis de células cancerígenas. Aromatasa. Las isoflavonas impiden la formación del 17- b -estradiol a partir de la testosterona, actuando en aquellos tumores dependientes de hormonas, como el cáncer de mama.

Otras acciones menos conocidas son la Acción vasodilatadora. Las isoflavonas reducen los niveles de calcio libre en el interior de la fibra del músculo liso por una disminución de su entrada desde el exterior y un aumento de la recaptación por el retículo sarcoplasmático. Además estimulan la óxidonítrico sintasa, aumentando los niveles de óxido nítrico (NO). Estos efectos se sinergizan para lograr el efecto vasodilatador. Acción antiagregante plaquetaria. Se debe a la inhibición del tromboxano A 2 y de la tirosina-cinasa.

Zinc: Es indispensable para el buen funcionamiento del sistema neuroendocrino por formar parte de la catálisis en la formación de determinadas hormonas como las gonadotrofinas y la gonadotropa. Es imprescindible para el buen funcionamiento del aparato urogenital y sobre todo para la próstata y la formación de líquido seminal que tiene una altísima concentración de zinc. Este es un  mineral esencial que aumenta la inmunidad y combate los radicales libres. Durante la menopausia, las infecciones vaginales suelen ser hasta seis veces más frecuentes que las urinarias, por lo que el zinc es fundamental para combatir este tipo de enfermedades. Además, este mineral estimula la formación de los huesos y ayuda a reducir su pérdida.

Vitamina B6: Esta vitamina, también conocida como piridoxina, ayuda a eliminar la hinchazón causada por la menopausia.

Presentación:

Envase con 60 cápsulas de 545 mg.

Dosificación: 

Tomar 1 o 2 cápsulas al día, 1 cápsula en el desayuno y otra en la cena.

VOLVER

Uso de cookies

Pridaho Farma utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento,para mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR